La importancia de las vacaciones laborales

Aristóteles, el connotado filósofo griego, decía que la virtud se encontraba en el medio, haciéndonos notar el carácter nocivo de los extremos.

young-family-with-little-daugher-vacation-by-ocean

 

En el ámbito laboral, ese punto medio debe contemplar un equilibrio entre los períodos de trabajo y los períodos de descanso y de vacaciones.

Las vacaciones laborales deben ser consideradas como indispensables para la salud mental y física, ya que períodos muy prolongados de trabajo sin lapsos apropiados de descanso, puede contribuir al aumento de los niveles de estrés y agotamiento, lo cual, podría incluso contribuir el desarrollo del denominado “burn out” o síndrome de quemado en el trabajo.

No obstante, no solamente deben considerarse las vacaciones como indispensables para evitar el desarrollo de cuadros de estrés severos, sino que también hay que verlas como un derecho de toda persona para su propio bienestar.

Sin embargo, no se trata solo de tomar vacaciones, sino de lograr desconectarse de los problemas y estrés del trabajo y avocarse a descansar realizando diversas actividades según el gusto y las posibilidades de cada uno.

Lograr tal desconexión con el trabajo resulta difícil para muchas personas, que se les dificulta tener tiempo libre.

Algunas personas huyen del tiempo libre para evitar enfrentarse por ejemplo a crisis o conflictos familiares, matrimoniales o personales, encontrando en el trabajo una excusa para posponer el enfrentarse a diversas situaciones que generan emociones difíciles de abordar y procesar para las personas.

Además, esta práctica, puede aumentar el estrés y no hará más que empeorar la situación, por lo que se recomienda en estos casos, buscar ayuda psicológica para encontrar alternativas para el sano afrontamiento de los conflictos, lo cual involucra el procesar las emociones, ordenar los pensamientos y buscar conductas que ayuden a la solución de problemas.

A otras personas se les dificulta desconectarse del trabajo por diversos pensamientos que hacen que a nivel mental sigan en el trabajo y no puedan conectarse con sus vacaciones, lo cual puede generar altos grados de estrés, en este caso provenientes de sus propios pensamientos que yacen “atrapados” en el trabajo.

Estas personas deben de buscar las causas que les impiden desconectarse del trabajo y lograr identificar rápidamente estos pensamientos, para así enfocarse en el aquí y el ahora de su período de descanso, siendo útil técnicas de mindfulness, que ayuden al contacto con un presente que proporcione descanso y relajamiento y disfrute de las actividades de ocio.

A manera de síntesis, se puede afirmar sin duda, que las vacaciones laborales son indispensables para nuestro autocuidado (salud mental y física), asimismo pueden ayudarnos a bajar el estrés laboral, permitiéndonos al regreso de las vacaciones tener un mayor bienestar personal y un mejor rendimiento.

Afortunadamente existen muchas opciones para ayudar a aquellas personas que se les dificulte tener vacaciones laborales de calidad, siendo la psicoterapia un espacio seguro que les acompañará en el proceso de lograr tomar las medidas necesarias para aspirar al disfrute de estas vacaciones laborales, como un derecho fundamental de toda persona trabajadora.

Elaborado por:

Dr. Andrés Arce Mata